Jurados dividido en tres, tiempo vs estrategia ¿Quién gana?

Por Nicolás Alonso | Especial para AtentiCarnaval

La gran reforma de este carnaval es la división en tres del jurado durante todo el corsódromo, (la cual obliga) a las comparsas y agrupaciones a realizar una pasada completa, sin correr, sin sacarse el traje cuando molesta, de principio a fin.

El Primer jurado está ubicado en la primera tribuna; luego se ubican dos en la zona central, en el mismo lugar donde siempre estuvieron ubicados. En tanto el último se ubica a dos tribunas antes del final.

Para la organización esta modificación garantiza el espectáculo de principio a fin, algo que era muy reclamado por la gente, que ubicada en las tribunas del inicio y el fin, se quejaba de pagar una entrada para ver correr a comparseros cuando el tiempo los apretaba o prácticamente caminando cuando el tiempo sobraba.

Este fin de semana se ubicó en el primer lugar el jurado de vestuario, mientras que en el lugar central estuvieron los jurados de puesta en escena y coreografía, y en el final el de música. Esto abre la posibilidad de que se pueda brindar un show de batería en cualquier lugar del desfile lo que juega a favor de la competencia y del público.

El primer día quedó demostrado que algunas instituciones no sabían donde se ubicaban y hubo caras largas o molestias tanto en dirigentes como directores de escuela de samba. El tiempo es otro factor: por ejemplo Ara Berá tuvo que cortar el show para poder llegar a tiempo. Sólo le quedaron 27 segundos de competencia, nada de nada.

En el día dos la situación fue más complicada porque un problema de sonido en la zona del último jurado obligó a llevar a ese jurado a la zona central, algo que benefició a las comparsas y no así a las agrupaciones que tuvieron que volver a elegir donde hacer su shows. Esta modificación permite, entre otras cosas, calcular el tiempo de pasada; elegir dónde lucirse y dónde guardarse y sobre todo beneficiar al espectáculo completo porque ahora desde la tribuna 1 se compite y eso mejora todo el carnaval.

He leído comentarios en contra de esta división y está perfecto que cada uno tenga su opinión. En lo que a mí respecta creo que estas decisiones mejoran cien por ciento la integridad del espectáculo. También ahora se lucirán las estrategias de cada comparsas y agrupaciones. Estos cambios modificaron el eje y la estructura y lo más importante: obligaron a moverse de la zona de confort. Tocar la batería frente al jurado de puesta en escena y coreografía y lucirse en esas dos categoría o esperar al final para que la escuela de samba se luzca con su parches ante el jurado de música.

 

Tiempo vs estrategia, una batalla donde gana el espectáculo y el carnaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.