Esquina vibró al ritmo de los tambores en la primera noche de corsos | Por Irina Tognola

Esquina Samba abrió el desfile de los más grandes, la siguió Carú Curá que celebra 45 años. Yasí Berá y Yeroquí Porá cerraron la noche.

La ciudad vivió su primera noche de corsos oficiales, con una avenida Mitre que vio un buen marco de público, pero que pudo haber estado más llena. Palcos, tribunas y sillas se pintaron de rojo y verde, como ya es tradición, en la edición en la que Carú Curá y Yasí Beracitos cumplen 45 años.

Tras la suspensión del sábado por lluvia, anoche arrancó el carnaval esquinense, con cuatro comparsas mayores, una agrupación y dos semilleros de pequeños comparseros.

El desfile arrancó a las 22 con el ingreso de Yasí Beracitos, que celebra sus 45 años. Representando “El amor en los cuentos de hadas”, casi 200 integrantes le pusieron color y ternura a la avenida, con Valentina Urquiza Lobos como reinita y Tiziana Muñoz como bastonera de comparsa.

Cerca de las 22:40 ingresó Carú Curacitos, con María Duhalde como reina. Luego de un pequeño intervalo, el semillero de la comparsa verde y blanca deleitó con ternura con pequeñes de incluso menos de un año.

Esquina Samba fue la encarga de abrir la pasada de los mayores. La agrupación dirigida por Jorge “Gusano” Silva inició su desfile a las 23:40, celebrando 10 años en la Mitre. Representando a “Regreso al futuro”, la ya popular agrupación, famosa por su escuela de samba, contó con unos 90 integrantes, con Karen Vázquez como reina, mientras que Yésica Ramírez y Sofía Delgado son la bastonera y bastonera de escuela de samba respectivamente.

DSC_0289Cerca de las 0:35 ingresó con su tradicional grupo de bombas Carú Curá, que invadió de humo verde la avenida, con fanáticos que ingresaron portando banderas al ritmo de la marcha de la comparsa. Representando “Un grito de libertad”, en honor al bicentenario de la independencia argentina, la “piedra verde” arrancó con los máximos festejos por su 45 aniversario como comparsa.

Los loros presentaron tres carrozas, una de ellas con Fabricio Ranalli como figura destacada, y otra con conocidas reinas, además de la carroza que llevó a la reina Andrea Schaab, que, al igual que los casi 200 integrantes, lució los diseños de Nicolás Repetto.

Con diseño propio, un destacado Jorge Monzón brilló entre las figuras masculinas, en tanto que entre la mujeres Denisse Ribot desfiló por primera vez como bastonera de comparsa. Eleonora Borda se movió al compás de los tambores de la escuela de samba, despertando aplausos en el público.

Pasadas las 2:00 hizo su entrada Yasí Berá, con el tradicional tren, que celebra sus 20 años. Al compás del “Negro José”, el público rojinegro deliró por la avenida Mitre, con humo y banderas que pintaron de rojo el escenario para los 200 comparseros de la “Luna brillante”.

“La fuerza del agua” fue el tema elegido para esta edición, que tiene a Agostina Caino Apice como reina y Florencia Segovia como bastonera de comparsa, ambas reconocidas bailarinas del rojo.

La comparsa más antigua de Esquina contó con una destacada carroza alusiva al tema, sobre la cual se lució en su segunda pasada la soberana.

DSC_1046La Agrupación “Yayo Plano”, escuela de samba de Yasí Berá, acompañó con sus tambores el ritmo de temas históricos y nuevos, como los compuestos para la comparsa el año pasado por Mario Tesare. Rita Traverso, multibastonera de samba de la luna, se destacó en su desfile, como ya tiene acostumbrado a su público.

El cierre de la primera jornada carnestolenda estuvo a cargo de Yeroquí Porá, que en esta edición representa a “Tropicana” con figuras destacadas y su soberana Sabrina Rivero. El desfile comenzó cerca de las 4 de la madrugada y finalizó a las 5.

 

Las mejores fotos, gentileza de Esquina365

 

FUENTE: Esquina365

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.